Definición de feminismo

El feminismo es la corriente política, social y cultural que surge a raíz de la toma de conciencia de las mujeres del trato inferior que han recibido en las sociedades patriarcales. A través de la historia, las mujeres han sido sometidas, oprimidas y consideradas seres inferiores, carentes de los mismos derechos y oportunidades que gozaban los hombres. El feminismo tuvo sus inicios en el siglo XVIII, pero no fue hasta mediados del siglo XIX que se utilizó la palabra feminismo para denominar al movimiento feminista.

Según el diccionario de la Real Academia Española, feminismo se define como el: “Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”. La lucha por la equidad que lleva a cabo el feminismo no supone la superioridad de las mujeres y el discrimen hacia los hombres, sino el reconocimiento de ambos como depositarios de los mismos derechos y oportunidades.

Lucha feminista en Puerto Rico

El sacerdote jesuita e historiador Fernando Picó decía que la mujer era la gran marginada de la historia. Lo decía al hablar sobre los grupos o temas postergados en términos investigativos y que habían sido irrelevantes y descartados por otros historiadores en el pasado. El reconocimiento por parte de las mujeres de su condición marginal en la sociedad patriarcal les impulsó a protagonizar la lucha por vindicarse.

El movimiento feminista en Puerto Rico tuvo dos momentos históricos significativos que coinciden con sus equivalentes en otras partes de mundo. El primero ocurrió a principios del siglo XX con la lucha por el derecho al voto y al sufragio universal. En esa misma época, y como resultado de las políticas de desarrollo económico que se implantaron a partir del 1898, las mujeres comenzaron a desempeñarse en espacios que no habían incurrido antes, de forma que tuvieron la oportunidad de acceder a la educación y comenzar a plantearse asuntos de equidad y justicia que no habían formado parte del discurso histórico hasta entonces.

Una de las iniciativas que más contribuyó a esta toma de consciencia fue el amplio proceso de alfabetización que también se suscitó a partir del 1898. Esto llevó a que un creciente número de mujeres fungieran como maestras, inicialmente sin educación formal. Eventualmente, tuvieron la posibilidad de ir a escuelas normales para prepararse para ser educadoras. También, durante ese periodo, las mujeres que laboraban en las industrias del azúcar y el tabaco comenzaron a involucrarse en los movimientos sindicales de la isla. En esta época se destacaron las feministas Ana Roqué de Duprey y Luisa Capetillo. El evento más significativo de la historia de esas primeras décadas del siglo XX y que representó el estandarte de lucha de las feministas puertorriqueñas lideradas por Roqué de Duprey fue el reconocimiento del derecho al voto de las mujeres en 1936.

El segundo momento histórico del feminismo en Puerto Rico se dio a partir de la década del sesenta y cobró mayor vigor en los setenta. A nivel mundial, se promovió el compromiso por parte de la Organización de la Naciones Unidas de reconocer la carencia de igualdad entre las mujeres y los hombres y la necesidad de establecer agendas para trabajar en favor de la equidad. Este compromiso se concretó en 1975 en Ciudad de México, donde se celebró la Conferencia del Año Internacional de la Mujer. Durante esa década, como lo expresa Roxanna Domenech Cruz en su artículo “Movimientos feministas boricuas”(2016), hubo un renacimiento del feminismo en Puerto Rico que respondió al mayor acceso que tuvieron las mujeres a la educación universitaria y a su participación en la industria manufacturera. Domenech Cruz destaca que: “La nueva historiografía rescata las voces de las puertorriqueñas…”, refiriéndose a las mujeres que lideraron los movimientos feministas de las primeras décadas del siglo XX. En este resurgir feminista se crearon organizaciones para la protección de la mujer y la lucha por la igualdad de derechos y oportunidades. Algunas de esas organizaciones fueron Mujer Intégrate Ahora creada en 1972 y la Federación de Mujeres Puertorriqueñas en 1975. En términos de política pública se firmó la Ley Núm. 57 de 30 de mayo de 1973 que creó la Comisión de Asuntos de la Mujer con el propósito de reconocer la igualdad de los derechos y las oportunidades de la mujer y el requerimiento de “eliminar las condiciones que engendren y perpetúen discrimen contra la mujer”.

En la década de los ochenta continuó la militancia en favor de los derechos de la mujer. En 1982 se creó la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora con el fin de defender los derechos de las trabajadoras en la isla. En 1989 se fundó la Coordinadora Paz para la Mujer, una organización sin fines de lucro con el propósito de aglutinar las organizaciones dedicadas a asistir, educar y apoyar a las víctimas de violencia de género.

Figuras destacadas del movimiento feminista en Puerto Rico: Ana Roqué de Duprey y Luisa Capetillo

Ana Roqué de Duprey fue una científica, educadora, escritora y líder feminista que nació en 1853. Es considerada como la fundadora del movimiento feminista puertorriqueño. Roqué de Duprey fue maestra desde los trece años de edad durante un momento histórico y social en el que solo el 16% de la población puertorriqueña estaba alfabetizada. Fundó organizaciones como la Liga Feminista Puertorriqueña en 1917 y la Asociación de Mujeres Sufragistas en 1924. Además, fundó periódicos como La Mujer en 1893, La Evolución en 1902, Mujer del Siglo XX en 1917, Álbum Puertorriqueño en 1918 y el Heraldo de la Mujer en 1920. Fue miembro de la Sociedad Astronómica de Francia. Recibió un grado doctoral honoris causa de la Universidad de Puerto Rico. Algunas de sus publicaciones fueron Elementos de Geografía Universal para la enseñanza primaria elemental y superior (1888), Explicaciones de gramática castellana (1889), Explicaciones de pedagogía (1894) y “Estudio de la flora puertorriqueña” (1908). Además, Ana escribió artículos, cuentos y novelas. De esta última categoría se destaca Luz y sombra (1903).

Luisa Capetillo nació en 1879. Es considerada una de las pioneras del movimiento feminista y del sindicalismo en Puerto Rico. Fue periodista, escritora y líder obrera. Anarquista y naturalista, luchó por el derecho al voto para las mujeres, además se destacó destacarse como líder sindical de la Federación Libre de Trabajadores. Fue la primera mujer en usar pantalones públicamente; en La Habana la arrestaron por llevar puesto un traje de hombre. Entre sus publicaciones se destaca Ensayos libertarios (1907), así como su participación en Voces de liberación (1921), en donde colaboró con figuras como Emma Goldman, Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin.

Comentarios finales

Si bien la mujer puertorriqueña ha logrado el reconocimiento de sus derechos y una expansión de las oportunidades como resultado de sus luchas feministas, estos logros han sido insuficientes para concluir que se ha alcanzado la igualdad plena. En el presente, la mujer sigue siendo objeto de discrimen laboral, social y educativo. Los ejercicios de equidad para los que existen estatutos y leyes no impiden que se excluya a las mujeres de las posiciones de liderato, se les compense desigualmente por igual trabajo y responsabilidades, y sigan siendo objeto de acoso sexual tanto en las empresas como en el gobierno. El recuento que antecede a estos comentarios, al igual que el breve análisis sobre las dos destacadas figuras del movimiento feminista puertorriqueño: Roqué de Duprey y Capetillo, lo que pretenden es ofrecer luz sobre lo que se ha logrado, y poner en perspectiva lo que todavía no se ha obtenido. En pleno siglo XXI, queda camino por recorrer: aún resalta la prevalencia del discrimen que dio paso precisamente al movimiento feminista.

 

 

 

 

Domenech Cruz, Roxanna. “Movimientos feministas boricuas”. El Nuevo Día, 9 mar. 2016, https://www.elnuevodia.com/opinion/columnas/movimientosfeministasboricuas-columna-2171661/

 

 

 

 

 

Related Entries

Este artículo también está disponible en: English

Comente

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades agradece los comentarios constructivos que los lectores de la Enciclopedia de Puerto Rico nos quieran hacer. Por supuesto, estos comentarios son de la entera responsabilidad de sus respectivos autores.