Artes / Breve historia de la danza en Puerto Rico
Galería Multimedios
Galería Audio Galería Vídeo Galería Imágenes     Agrandar y/o Reducir Texto Envíe a un Amigo Versión Imprimir Acceso Universal Ayuda Página oficial de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades.

Primeras manifestaciones

English version
Recreación de rito taíno en el Centro Ceremonial Tibes de Ponce
La danza, en el sentido de “baile”, ha existido desde nuestra prehistoria. Los primeros bailes documentados por los cronistas de Indias son el areito, areyto o areíto, bailes coreados y musicalizados, dirigidos por un guía. Estos bailes que Gonzalo Fernández de Oviedo llamó “bailar cantando” son comunes a los grupos indígenas de la región.

Se ejecutaban en hileras, con los participantes cogidos de las manos, de los brazos o, según Bartolomé de las Casas, “los brazos de los unos puestos sobre los hombros de los otros”. Según Pedro Mártir de Anglería, los participantes llevaban caracoles en los brazos y piernas, con los que producían “un ruido agradable”. Narraban una historia y el guía indicaba qué pasos y cantos se repetirían hasta que ésta culminara.

Aunque la llegada de los conquistadores produjo una rápida desaparición de la población indígena y de cualquier expresión autóctona que las autoridades consideraran pagana, Fray Iñigo Abbad y Lasierra afirmaba en 1789 que “la diversión más apreciable para estos isleños son los bailes; los tienen sin más motivo que el de pasar el tiempo y rara vez faltan en una cosa u otra.”

Los bailes criollos

Los bailes que posteriormente llegan a la Isla y que se desarrollan en la montaña, la costa y los núcleos urbanos, los traen españoles y esclavos africanos; inmigrantes procedentes de las Antillas, como franceses o ingleses; latinoamericanos que huían de las guerras de independencia; y, a partir de 1898, los estadounidenses. Ha habido poca investigación etnográfica y antropológica, pero algunos estudiosos ven una diferencia entre los bailes que llegan de las Antillas Menores y los que llegan de las Mayores, en especial desde Haití, con su gran influencia francesa y noción de cómo los bailes representan un código social de presentación y comportamiento.

Los bailes campesinos de la montaña y el centro de la Isla, de origen europeo, incluyen el valsvals: 1. Baile de pareja originario de Alemania y Austria, de ritmo moderado y movimientos suaves y circulares de gran elegancia. Nació a finales del siglo XVIII, y se convirtió en baile de salón de mayor sofisticación y delicadeza. Su composición musical es de tres por cuatro. 2. Música de esta danza., la mazurcamazurca: Baile originario de Polonia. El ritmo de la música que lo acompaña es moderado, y se caracteriza por un compás de tres por cuatro con acento en el tercer tiempo musical., los lanceros, el rigodónrigodón: 1. Antigua contradanza originaria de Provenza, de movimiento vivo y alegre, ejecutada por cuatro o más parejas. Fue popular en el siglo XVIII. Su composición musical es un ritmo binario. 2. Música de esta danza. y la contradanzacontradanza: Baile originario de Inglaterra popular durante el siglo XVIII que era ejecutado por varias parejas que se colocaban en fila o en círculo formando figuras al compás de la música., entre otros, que rápidamente adquieren rasgos distintivos en su ritmo, instrumentación, interpretación e incluso vestimenta. El seisseis: música puertorriqueña orquestada con los instrumentos de la guitarra, el güiro, el cuatro y el bongó e interpretada por trovadores que improvisan en décimas. Su composición musical consta de compases de dos por cuatro, en dos tiempos con combinaciones sincopadas. es el más importante. Clasificado por Manuel Alonso en El Gíbaro (1849) como uno de los bailes “de garabato”, para diferenciar los bailes “de la gente de clase inferior y del campo” de los bailes de sociedad, el seis recibe su nombre por la inicial participación de seis parejas colocadas en hilera, hombres frente a mujeres, que se cruzan, zapatean y terminan valseando entre cantos de estrofas de amor y despecho.

Otro baile importante es la bombabomba: Música y baile respectivo de origen africano traído por los esclavos a América que se interpreta con tambores, de los cuales uno también es llamado bomba. Se toca mayormente con dos tambores: uno de ellos lleva el ritmo base y el otro entabla una comunicación armoniosa con el bailador o bailadora. El percusionista de este último tambor interpreta los movimientos de falda y giros corporales (en el caso de las mujeres) y el zapateo y movimientos del sombrero (en el caso de los hombres) como claves para improvisar su música. En ocasiones, puede haber un cantante que interpreta un estribillo., término genérico para varios tipos de bomba de origen campesino, africano e hispano-centroamericano según Nydia Ríos. La bomba afro-puertorriqueña se desarrolla en las haciendas azucareras de Loíza y las áreas costeras del noroeste, Guayama y el sur de la Isla; utilizan instrumentos de barril, tambores y panderos mientras que en la modalidad campesina se usa instrumentación de cuerdas.

La danza puertorriqueña se considera la muestra bailable y musical más culta. Supuestamente se inspira en la habanera cubana o quizás en la suramericana; de cualquier manera, alcanzó su estilo propio, con una primera parte musicalmente cadenciosa durante la cual se pasean las parejas alrededor del salón y una segunda, de ritmo agitado llamado merenguemerengue: 1. Segunda parte de la danza, que es bailable. 2. Baile popular popularizado en la Repýblica Dominicana., que se baila en posición cerrada de salón. El capitán general Juan de la Pezuela consideró esta posición “una depravación de costumbres” y prohibió su ejecución en 1849, so pena de diez días de cárcel a quienes permitieran que se bailara en sus casas, pero el pueblo se encargó de hacer la determinación obsoleta aunque nunca fuera derogada.

La plenaplena: canto y baile popular puertorriqueño de ritmo afroantillano que se canta acompañado de tres pleneras o panderos principalmente., de fines del siglo XIX y comienzos del XX, es el último baile nacional que surge antes del cambio de soberanía en 1898 y del comienzo de la influencia estadounidense. Era una especie de periódico cantado, eminentemente costero, aunque hay evidencia de que se bailó también en el centro de la Isla. Fue el primer ritmo puertorriqueño que se popularizó fuera del país y ejerció influencia en músicas extranjeras.

También llegaron a Puerto Rico el bolero, el mambo, el chachachá y la guarachaguaracha: Baile popular cubano de origen andaluz, de ritmo vivo y movimientos rápidos que consiste de una composición musical de dos por cuatro o cuatro por ocho., al igual que bailes de origen estadounidense. Hoy se baila: salsa, rock, reggaetón, merengue y bachata mientras van desapareciendo bailes como el pasodoble, guaguancó e incluso la plena.

La investigación folclorista

A partir de la década del 1950, cuando se crea el Instituto de Cultura Puertorriqueña, aflora una conciencia antropológica que se propone rescatar estos bailes y ritmos. Se funda la compañía de danza Areyto, dirigida por Irene McLean, primera agrupación dedicada exclusivamente a los bailes típicos. Sus espectáculos presentaban cuadros costumbristas que recreaban los bailes, usualmente en orden cronológico, modelo que ha sido reproducido por muchos, en su mayoría grupos aficionados, con poca o ninguna investigación seria, a excepción de algunos como el Grupo Guateque.

Hay muchos conjuntos de bailes y música de bomba, provenientes originalmente de las zonas en las que floreció este género; por haber quedado bastante aisladas, se preservó con autenticidad por más tiempo, al menos hasta el desarrollo de los medios masivos de comunicación. La reflexión sobre las políticas de identidad ha reavivado un interés en conocer y practicar estos bailes y hoy su montaje y producción se inclina más a la expresión teatral que a la propiamente folklórica, por lo que los bailes revelan modificaciones e innovaciones de todo tipo.






Página: 1, 2,




Version: 06100221 Rev. 1
¿Cómo citar este artículo?
Glosario
Ver Glosario
Enlaces Internos
Música puertorriqueña y su historia
Enlaces Externos
Andanza en el Kennedy Center
Centro de Bellas Artes
Orquesta Sinfónica de Puerto Rico
La FPH no se hace responsable por el contenido de enlaces externos.